Walden

 

La galería Walden Contemporary presenta “Proyecto Walden”, que reúne a diez autores españoles en torno al mítico libro de Henry David Thoreau. En la muestra se pueden ver 30 dibujos originales de Paco de la Torre y  Juan Cuéllar,  Victoria Iranzo, Gloria Martín, Pepe Medina, Joël Mestre, Roberto Mollá, Felipe Ortega-Regalado, Jorge Tarazona y Teresa Tomás.

La exposición se complementará con la presentación de un poemario realizado por el escritor Francisco Ferrer Lerín e ilustrado con los dibujos de los artistas. Cada autor presentó para el proyecto cinco obras afines a su lenguaje, realizados en diferentes técnicas sobre papel formato A4 (297 x 210 mm). Los diez dibujos firmados se distribuyen en una carpeta entelada y editada por la Editorial Fire Drill en colaboración con Encapsulados.

El interés público de estas carpetas, como señala el artista y uno de los participantes de esta muestra,Joël Mestre, “no es desde luego conmemorativo, difícilmente salen las cuentas de una celebración convencional, desde su primera edición en 1854 dudo que una literatura como la de Walden haya necesitado de este tipo de estrategias para animar su rebrote, quizá porque nunca fue su intención forzar cualquier visibilidad”.

La importancia de un libro así, según Mestre, estriba en que “ha sido un libro reivindicado en tantas ocasiones y desde tantos frentes ideológicos que ya se ha dicho mucho y bueno sobre él. La experiencia que Thoreau vivió a orillas del lago Walden ha permanecido en el imaginario de muchos proyectos privados y colectivos, su relato no sólo cuenta los dos años, dos meses y dos días que vivió en una cabaña cerca de Concord y a orillas de un lago, no es sólo el relato de un lugar y una experiencia personal intensa, se trata de una idea intemporal y poderosa que sigue vigente, un acto de rebeldía contra un sistema, contra un modelo de gobierno, de progreso y de condiciones sociales que su autor no compartía”. Además, “su método, a través de la propia naturaleza, es buscar el reencuentro del hombre consigo mismo mediante objetivos aparentemente sencillos y en diálogo con los acontecimientos más cercanos.”

El Proyecto Walden es, en resumidas cuentas, un homenaje al clásico de Henry David Thoreau por parte de unos artistas que han desarrollado, fieles a un estilo y un lenguaje propios, siempre a través del dibujo distintas ideas del libro. Pero la dificultad, como ya sabemos, no está únicamente en cómo posicionarnos en el entorno, sino en cómo encontrar el tiempo de disponibilidad y disfrute, un tiempo de ocio y deseo del que han sido robados estos dibujos.